Evaluación de políticas públicas y de proyectos

 

Contexto

Evaluar una política pública es juzgar su valor frente a un conjunto de criterios, con el fin de mejorarla y proporcionar información para la toma de decisiones. La evaluación de las políticas públicas (EPP) no sólo responde a un imperativo presupuestario, sino que también permite, sobre todo, mejorar la eficacia de la acción pública. Esta práctica ha sido promovida durante más de 20 años en Francia e internacionalmente, especialmente por las Naciones Unidas, la OCDE o la Unión Europea.

Muchas agencias gubernamentales (AFD, GIZ, etc.) que participan en la Ayuda Oficial para el Desarrollo (AOD) también utilizan la EPP para evaluar los efectos de su acción en el sector del agua, aprender lecciones estratégicas y operativas y especificar su posicionamiento en relación con el cambio de las necesidades de los beneficiarios.

Una evaluación de políticas públicas se basa en técnicas analíticas (estadísticas, econometría, ciencias de datos, costes, impactos, efecto palanca...), encuestas (entrevistas, viajes de estudio...) y consulta (cuestionarios, sondeos, grupo focal...). Cada política pública se estudia a través de un conjunto de criterios de evaluación estándar, incluyendo: eficacia, eficiencia, consistencia, utilidad y relevancia.

 

Fuente : www.modernisation.gouv.fr

 

¿Quiénes son los actores involucrados?

Los usuarios y los beneficiarios son necesariamente consultados, en particular sobre sus esperas de la política que se está evaluando. Los principales actores públicos interesados (Estado, autoridades locales, organizaciones sociales, operadores, etc.) participan en el proceso, para construir una visión colectiva de los desafíos, objetivos, resultados y modalidades de aplicación de cada política.

Los informes de evaluación tienen vocación hacerse públicos e informar a los ciudadanos sobre el desarrollo del proceso.

 

¿Qué hace la OIAgua?

Desde hace 25 años, la OIAgua apoya a las instituciones encargadas de la gestión del agua en todo el mundo, ya sea a nivel operativo o de decisión, nacional, regional o transfronterizo.

Es un actor único para el diálogo con los beneficiarios de la AOD, con experiencia en todos los aspectos de la gestión continental de los recursos hídricos (servicios de agua y saneamiento, GIRH, agua agrícola...), constantemente probada por la realidad en el campo.

Como tal, la OIAgua participa en muchos grupos internacionales y franceses responsables de la evaluación de los programas plurianuales de acción sectorial (riego, agua urbana) o de reforma organizativa del sector del agua para los proveedores de fondos, de programas de gestión compartida de los recursos hídricos (transfronterizos, acuíferos, etc.), de instituciones internacionales, de proyectos de cooperación descentralizada para las autoridades locales francesas o de las políticas públicas para los países solicitantes.