Implementación de las directivas

 

Contexto

Con el desarrollo de la legislación medioambiental a nivel europeo desde hace los setenta y su aceleración desde los años noventa, la Comisión Europea se ha convertido progresivamente en un actor mayor de la protección del medio ambiente y especialmente de los ambientes acuáticos.

Durante los años noventa, se adoptaron las principales leyes europeas que regulan las emisiones contaminantes en la agricultura (Directiva Nitratos), las ciudades (Directiva sobre el tratamiento de las aguas residuales urbanas) y la industria (Directiva sobre la prevención de la contaminación industrial).

La OIAgua, en su labor de apoyo a las autoridades francesas en el establecimiento de sistemas de información, necesitó conocer los acontecimientos europeos para asegurar la necesaria conexión entre el nivel nacional y el nivel europeo. Por lo tanto, inició acciones con respecto a la Unión Europea asociándose a otras para llevar a cabo trabajos en nombre de las autoridades europeas.

 

Experiencia de la OIAgua

La OIAgua, que participa activamente en el Centro Temático Europeo (CTE) Agua de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA: véase el artículo dedicado al trabajo con la AEMA), ha contribuido a la redacción de muchos documentos que analizan o presentan la situación europea en temas relacionados con el agua. Hasta la década de los años 2000, el CTE fue un motor en el desarrollo de la legislación europea sobre el agua, especialmente en la elaboración de la Directiva Marco del Agua. Los trabajos incluyeron la estructuración y estandarización de los datos, la recolección de los datos y la construcción progresiva de bases de datos, el establecimiento de indicadores y otros productos utilizando estos datos.

Posteriormente, la OIAgua participó o dirigió muchos proyectos de apoyo a la aplicación de la legislación europea sobre el agua o a su evolución. Éstos incluyen:

  • la evaluación del primer informe sobre las emisiones industriales contaminantes en virtud del Reglamento EPER con un socio neerlandés (TNO) en 2003,
  • un proyecto conjunto con el INERIS en el período 2005-2011 para recopilar y organizar los datos sobre las sustancias peligrosas presentes en ambientes acuáticos, que permito definir la lista de sustancias relevantes de una Directiva de 2013,
  • el establecimiento de un centro de conocimientos sobre la ingeniería ecológica (www.nwrm.eu) en 2013-2015 y su sostenibilidad,
  • la implantación de una plataforma de visualización y disponibilidad de datos sobre el saneamiento urbano para todos los países europeos entre 2013 y 2017 (uwwtd.oieau.fr).

Estos tres ejemplos ilustran la diversidad de los temas tratados y destacan la evolución de las habilidades desarrolladas por la OIAgua durante los últimos 10 años con respecto a los sistemas de información: visualización de datos, disponibilidad de datos, ergonomía. Se trata de una habilidad conocida y reconocida por los socios de la OIAgua y la DG Medio Ambiente.

Además, gracias a su participación en el CTE y en las redes de contactos desarrolladas en esta ocasión, así como a su independencia frente a los actores del agua, la Oficina Internacional del Agua ha desarrollado varios proyectos para el servicio estadístico europeo EUROSTAT (guías de recolección de estadísticas sobre el agua, apoyo a la recopilación de datos, formación continua).

 

Servicios posibles

La Oficina Internacional del Agua ofrece su apoyo a las Autoridades Europeas, para establecer guías de apoyo y las herramientas prácticas necesarias para la recolección de datos, las herramientas para el análisis y la representación o cursos de formación para una buena recogida de datos o para utilizar las herramientas desarrolladas para mejorar la calidad de los datos recopilados, para una mejor implementación.

La OIAgua puede actuar a nivel europeo o a nivel de un país.

La OIAgua: cuenta con un equipo de expertos ingeniero y doctores, incluyendo desarrolladores ambientales, expertos temáticos especializados, y otros perfiles especializados para combinar el conocimiento de la organización europea y de sus actores y habilidades temáticas. La flexibilidad de la organización permite definir un equipo que se centró en el problema a tratar.

La experiencia y la práctica de la OIAgua, así como su neutralidad con respecto a todos los actores involucrados, permiten proporcionar apoyo y asesoramiento al proponer una solución pragmática y eficaz que puede atenuar los conflictos entre los actores.