SIIF-ARU

 

Contexto

Las aguas residuales, recogidas o no recogidas y generadas por unos 500 millones de personas en Europa, constituyen una fuente importante de contaminación del agua que afecta a la calidad del agua dulce (Directiva 2000/60/CE, Directiva Marco del Agua) y marina (Directiva 2008/56/CE, Directiva Estrategia Marina) y presenta un riesgo para la salud y el medio ambiente. La Directiva relativa al tratamiento de las aguas residuales urbanas (ARU, 91/271/CEE) establece normas mínimas para la recogida y el tratamiento de estas aguas con respecto a los macro-contaminantes que son las materias en suspensión, la materia orgánica y los nutrientes. Esta es una de las principales políticas ambientales del "acervo comunitario" de la UE en el ámbito del agua.

Su aplicación desde su adopción en 1991 ha llevado a una reducción muy significativa de los vertidos de estos contaminantes, que son los principales factores de asfixia y eutroficación en los ambientes acuáticos.

La Directiva regula la recogida, el tratamiento y el vertido de aguas residuales, estableciendo los objetivos que deben alcanzarse en función del contexto (tamaño de la aglomeración, ambiente receptor afectado, tipo de masa de agua).

Tras 26 años de implementación, la Directiva sigue siendo pertinente, como lo recordó una iniciativa ciudadana de "derecho al agua", que muestro la importancia dada por los ciudadanos a los servicios sanitarios de calidad.

En este contexto, la Comisión Europea ha deseado modernizar el sistema de información para que los datos sean más accesibles y la evaluación de la situación sea más transparente. Para ello, creó un concepto original denominado SIIF (Structured Implementation and Information Framework), que deseó desarrollar con la directiva más madura en materia de recogida y tratamiento de datos estructurados: la Directiva ARU.

 

Experiencia de la OIAgua

El trabajo realizado duró cuatro años. Comenzó con un análisis de las herramientas y de la cadena ya existente de recolección y procesamiento de datos para modernizarla, utilizando las últimas herramientas informáticas y la potencia de cálculo para hacer los datos más accesibles a todos los usuarios potenciales. Se llevó a cabo una fase de creación de prototipos y de integración con los requisitos de la Directiva INSPIRE, que permitió la instalación de 7 plataformas para cubrir diferentes contextos y demostrar la robustez del sistema. Por último, su desarrollo en todos los países permitió acompañar la evaluación del noveno informe de los Estados Miembros.

Con su experiencia en el desarrollo de plataformas Web, así como en procesos de intercambio de datos, la OIAgua manejó con éxito el desafío de producir una plataforma ergonómica e intuitiva de acceso abierto.

Esta plataforma ha sido adaptada a los requisitos de la Directiva ARU, manteniendo al mismo tiempo una estructura flexible, que la permite adaptarse, si necesario, a otros temas.

La OIAgua ha desarrollado una herramienta digital totalmente automatizada, accesible en línea, en la interfaz de tres objetivos principales: automatización de la construcción de la página Web y procesamiento de datos, visualización de datos mediante herramientas interactivas y difusión de datos gratuitos y abiertos.

La herramienta permite procesar y difundir los datos recopilados cada dos años por los Estados Miembros para mostrar el estado de la implementación de la Directiva en su territorio. Este proyecto, lanzado hace casi cuatro años en forma de proyecto piloto, permite ahora procesar, analizar y difundir la situación de los 28 Estados Miembros en relación con la Directiva ARU (uwwtd.oieau.fr).

 

Servicios posibles

La herramienta SIIF ha sido diseñada para ser una herramienta colaborativa que permite visualizar todos los datos estructurados relacionados con las diferentes Directivas Europeas, con la posibilidad, a largo plazo, de cruzar estos datos para reforzar los vínculos entre las diferentes Directivas y crear espacios de información para todos los ciudadanos de la Unión Europea. La plataforma proporciona una infraestructura robusta y flexible para agregar gradualmente otros datos reportados y permitir un enriquecimiento a lo largo de varias líneas.

La OIAgua puede ayudar a cualquier operador interesado en manejar sus instalaciones o visualizar sus datos con una herramienta de este tipo, apoyando y capacitando a las autoridades de un país que deseen instalar la plataforma en su infraestructura informática nacional o cualquier otro proyecto.

Hoy en día, el SIIF sólo se ha desarrollado con la Directiva ARU y sigue siendo una herramienta utilizada principalmente por la Comisión Europea y los servicios gubernamentales responsables de los informes. Podría utilizarse mañana para recopilar datos directamente de los operadores de las depuradoras o para visualizar otros datos relacionados, tal como el registro de las autorizaciones de vertidos u otros conjuntos de datos como las emisiones industriales del E-PRTR.